BLOCKCHAIN:
UN NUEVO TIPO DE INTERNET

 

El Blockchain es el invento más disruptivo desde la creación de la propia Internet.

Un blockchain es una lista de registros, llamados bloques, que se vinculan criptograficamente. Cada bloque contiene un hash criptográfico del bloque anterior, un algoritmo matemático que transforma cualquier bloque arbitrario de datos en una nueva serie de caracteres con una longitud fija, independientemente de la longitud de los datos de entrada, el valor hash de salida siempre tiene la misma longitud. Una cadena de bloques es resistente a la modificación de datos que registra transacciones entre dos partes de manera eficiente, verificable, permanente e incorruptible.

Al permitir que la información digital se distribuya, pero no se copie, la tecnología blockchain creó la columna vertebral de un nuevo tipo de internet, diseñado originalmente para la moneda digital Bitcoin, pero para el que, hoy en día, se desarrollan otros usos potenciales.

Una cadena de bloques es, una serie de registros de datos inmutables con marca de tiempo que es administrada por un grupo de computadoras que no son propiedad de una sola entidad. La información que contiene está abierta para todos, es absolutamente transparente y cada involucrado a lo largo de la cadena es responsable de sus acciones.

Un blockchain no conlleva ningún costo de transacción, únicamente un costo de infraestructura. La cadena de bloques, es una forma simple pero muy ingeniosa de transmitir información entre varias partes de manera totalmente automatizada y segura. El proceso es así: una transacción inicia el proceso creando un bloque; este bloque es verificado por miles, tal vez millones de computadoras distribuidas en la red; el bloque verificado se agrega a una cadena, que se almacena en la red, creando no solo un registro único, sino un registro exclusivo, con un historial único. Falsificar un solo registro significaría falsificar toda la cadena en millones de casos, lo que lo hace virtualmente incorruptible.

Esta cadena gratuita, no solo puede transferir y almacenar dinero, sino que también puede reemplazar todos los procesos y modelos de negocios que dependen de cobrar una pequeña tarifa por una transacción. Esta nueva tecnología significa un cambio fundamental para las empresas intermediarias que actualmente cobran una comisión por llevar a cabo transacciones, incluso, podría hacer que la venta de música grabada vuelva a ser rentable para los artistas al eliminar compañías y distribuidores de música como Apple o Spotify. La música comprada podría estar codificada en la propia cadena de bloques, lo que lo convierte en un archivo en la nube para cualquier canción comprada, los servicios de suscripción y transmisión son tan bajos que los costos bajarán dramáticamente. Un ejemplo de ello es Mycelia que está utilizando la cadena de bloques para crear un sistema de distribución de música de igual a igual. Mycelia, fundada por el compositor británico Imogen Heap, permite a los músicos vender canciones directamente al público, haciendo llegar las regalías a compositores y músicos directamente.

En el mundo financiero, las aplicaciones son más obvias y los cambios más inminentes. Blockchain cambiará la forma en que funcionan los bancos, las bolsas de valores, y todas las transacciones financieras en general. Después de todo, el sistema financiero se basa en cobrar una comisión por facilitar una transacción.

Hasta ahora, estábamos acostumbrados a utilizar servicios centralizados. Una entidad concentra y almacena todos los datos y el usuario interactúa únicamente con esta entidad para obtener la información o el servicio que requiere. Pero los beneficios de esta nueva tecnología van mucho más allá. Al ser totalmente transparente y accesible al público, Blockchain podría aportar transparencia total a los procesos electorales. En las empresas puede significar que el gobierno corporativo se vuelva totalmente transparente y verificable al administrar activos digitales, capital o información. Para los consumidores, es cada vez más importante conocer la procedencia de todos los insumos involucrados en la cadena de valor, con Blockchain podrán tener mayor certidumbre sobre el origen, las condiciones laborales, medioambientales y de calidad del producto que está adquiriendo, garantizando que no se utilizó mano de obra en condiciones de esclavitud, o que en la elaboración del producto se dañó el medio ambiente[1]. De la misma manera se podrá tener certidumbre de que el producto adquirido es original, lo cual significaría un gran avance en el combate a la piratería y falsificación.

Pero, tal vez, el impacto mayor que podría tener el uso de Blockchain es en el combate al lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo internacional. Según la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), se estima que el lavado de dinero asciende entre un 2% y un 5% del PIB mundial por año. Es difícil encontrar una estadística equivalente para el financiamiento al terrorismo, pero ambos conllevan serios problemas sociales y globales. Los métodos actuales para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo implican costos muy altos, y en muchos casos, son ineficaces. La tecnología Blockchain se puede utilizar para rastrear adiciones, enmiendas y eliminación de documentación, lo cual, en un futuro podría representar un importante avance en la lucha contra estos estos crecientes problemas.

En abril de este año, la International Chamber of Commerce, la mayor organización empresarial del mundo, desplegará esta tecnología para facilitar la transformación de las empresas en todos los sectores, centrándose en trazabilidad de la cadena de valor, dando seguimiento de las mercancías a lo largo de sus etapas de producción y entrega. Esto posibilitará a las empresas un funcionamiento más eficiente, sustentable y generando más oportunidades para un mayor número de personas. Además, permitirá transparentar, las hasta hoy, oscuras cadenas de valor, a la vez que simplificará el financiamiento al comercio internacional.

Ian Khan[2] dijo hace poco “Por más revolucionario que parezca, Blockchain es verdaderamente un mecanismo para llevar a todos al más alto nivel de responsabilidad. No más transacciones perdidas, errores humanos o de máquina, o incluso un intercambio que no se realizó con el consentimiento de las partes involucradas”. Por encima de todo lo demás, el área más importante en la que ayuda Blockchain es en la de garantizar la validez de una transacción registrándola no solo en un registro principal, sino en un sistema de registros distribuidos conectados, todos los cuales están conectados a través de un mecanismo de validación seguro.

 

[1]Provenance, empresa con sede en el Reino Unido, ofrece auditorías de la cadena de suministro para una gama de bienes de consumo. Ethereum, otra empresa especializada en este tipo de plataforma rastrea la procedencia de los pescados que se venden en restaurantes de sushi en Japón, garantizando que hayan sido cosechados de forma sostenible por sus proveedores en Indonesia.
[2] Colaborador de Forbes y Futurista destacado en la CNN. Experto y defensor de tecnologías emergentes. Sus temas principales son las tendencias tecnológicas, las perspectivas futuras de la industria y el papel de IoT, AI y Blockchain en la configuración de nuestro futuro. Autor de más de 8 libros. También es miembro fundador de IOTAC (Asociación de el Internet de las Cosas), organización sin fines de lucro dedicada a brindar una plataforma y apoyo para las iniciativas de IoT en Canadá.

 

Prisma

por María Fernanda Garza

María Fernanda Garza es una empresaria mexicana, fundadora de varias...