COLAPSO

La población en extrema pobreza, más la que se debate en la miseria, tiene más miedo a la coronahambre que al coronavirus.

¿PRECIOS NEGATIVOS?
https://www.youtube.com/watch?v=tF92f9ipln8  
Aquí, minutos 2 al 5, el analista bursátil Gregory Mannarino trata de explicar el inéééédito precio negativo del petróleo, fenómeno especulativo que ocurrió el lunes 20 de abril por primera vez en la historia. Dice Mannarino que el fenómeno es muy fácil de entender, pero a mí el fenómeno me sigue pareciendo inentendible. Por fortuna mi amigo el Pedro, muy inteligente y muy preparado, difiere de Mannarino en que se trata de una explicación “muy sencilla”: “Estamos viviendo días muy interesantes. El concepto de precios de certificados de futuros, combinados con swaps y seguros de cambio de divisas, está muy por encima de la comprensión de la mayor parte de nosotros. ¿Será como la maldición china ‘Te deseo que vivas tiempos interesantes’?”

Y ESO NO ES TODO
“El mercado del petróleo es un mercado de productos básicos de $2 anglotrillones de dólares que eclipsa a todos los demás productos combinados.
Y está potenciado vía instrumentos derivados (herramientas financieras de apuestas) ¡de más de 100 a 1! Las pérdidas en los contratos de derivados del petróleo ya deben estar en los anglotrillones de dólares. Espere ver cómo empiezan a surgir los cadáveres en el agua una vez que grandes compañías comiencen a flotar en la superficie en las próximas semanas.” Ve el video: ¡ALERTA! ¡Las pérdidas de derivados de petróleo pueden estar en los anglotrillones! (Bix Weir)
https://youtu.be/wuWV29HlsdY

DESPOBLACIÓN
El colapso sistémico planetario que se viene después de noviembre (eleccciones presidenciales en EU) hará que la presente “crisis” mundial parezca una fiesta con serpentinas, es la escalofriante predicción de Daniel Estulín (ex agente soviético del espionaje de oficial de la KGB).
Entre 1989 y 1996, tras el derrumbe de la Unión Soviética, 40% de la población perdió todos sus ahorros, y unos 25 milllones de ciudadanos rusos se suicidaron o murieron por abuso del alcohol o de otras drogas (eso sí es una extinción masiva). El Occidente va 30 años atrás, pero aquí va a pasar exactamente lo mismo, añade. Por eso los rusos son personas mucho más adaptables y resilientes que el occidental promedio, que está acostumbrado a un solo modelo económico. Sobre todo, debemos ser conscientes de que la vida ya ha cambiado radicalmente y debemos prepararnos para una nueva existencia y no tratar de conservar la antigua. Pero los que cambien, se adapten y sean innovadores, no solo sobrevivirán, sino que entrarán en una vía franca de prosperidad.
https://www.youtube.com/watch?v=V4aGsHxEHuQ

COLAPSO

Define este terrible concepto Dmitry Orlov (ingeniero ruso-gringo muy inteligente y preparado que vivió el colapso soviético y lo ha analizado en detalle): “Cómo es exactamente un ‘colapso final’. Algunas personas tienen la suposición errónea de que una sociedad o un país colapsado parece un mundo Mad Max. Esto no es así. Ucrania ha sido un estado fallido durante varios años, pero todavía existe en el mapa. Las personas viven allí, trabajan, la mayoría todavía tiene electricidad (aunque no las 24 horas del día, los 7 días de la semana), existe un gobierno y, al menos oficialmente, se mantiene la ley y el orden. Este tipo de sociedad colapsada puede durar años, quizás décadas, pero aún así se encuentra en un estado de colapso, ya que ha alcanzado todas las 5 etapas del colapso, tal como se define en el libro ‘Las cinco etapas del colapso: manual del sobreviviente’, donde menciono las 5 etapas de colapso:

  • Etapa 1: Colapso financiero. Se pierde la fe en ‘los negocios como siempre’.
  • Etapa 2: Colapso comercial. Se pierde la fe en que ‘el mercado proveerá’.
  • Etapa 3: Colapso político. Se pierde la fe en que ‘el gobierno cuidará de ti’.
  • Etapa 4: Colapso social. Se pierde la fe de que ‘tu gente te cuidará’.
  • Etapa 5: Colapso cultural. Se pierde la fe en ‘la bondad de la humanidad’.”

LA TORMENTA PERFECTA
“Creo que se nos juntan dos catástrofes simultáneamente:

  1. El Colapso Financiero, que es el colapso de gigantescas ilusiones respecto al Poder que concede la posesión de abundantes cantidades de dinero fíat, que se esfuman de un día para otro;
  2. El Colapso Económico, que es la suma de las pérdidas de producción física, de bienes que requiere el ser humano para sostener su vida: i.e. ausencia de alimento. La causa: el cierre de actividades productivas y anulación de ingresos por trabajo. (Esta mañana, me informan aquí en Acapulco, que ‘está escaseando el huevo’. Noticia típica de las que proliferarán en las semanas que vienen.)

El primer colapso empobrece al que se creía rico. El segundo, expone a los más pobres al hambre, porque el pobre usó sus escasísimos ahorros en apenas comer durante ‘el cierre’, y ahora ya no encuentra empleo, muchos negocios habiendo cerrado para siempre.” 
Ver  https://www.zerohedge.com/markets/peter-schiff-financial-crisis

Peter Schiff confirma que a la gente se le ha hecho pensar que ‘no hubo crisis financiera’. La gente cree que cuando cese la ‘pandemia’, todo volverá a la normalidad: ignora por completo que ha ocurrido una tremenda crisis financiera cuyos efectos serán sumamente destructivos de la economía de EU y, por ende, del globo. Estos ilusos se llevarán una triste sorpresa. El colapso financiero y económico global era, es y será, enorme e inevitable, por la deuda IMPAGABLE del dinero fíat, ya avisada con todo detalle desde el bestseller de hace 27 años ‘Bankruptcy 1995’. Un doble colapso que los poderes fácticos globales se negaron a enfrentar en más de un siglo (y ya claramente desde el 15 agosto de 1971, cuando Nixon le quitó todo respaldo tangible al dólar), posponiéndolo y agravándolo con uno y mil trucos monetarios que se hicieron pasar como ‘soluciones’ y ‘recuperaciones’ que la gente creyó y aplaudió como focas.”

OOOOOOMMMMMM
Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas. Excelente introducción a la meditación, y cómo entrar en paz y relajación:
http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=2581

Buhedera

por Guillermo Fárber

Nací en Mazatlán en 1951, a los tres años de...