EL HARTAZGO DE LAS MUJERES:
LA VIOLENCIA DE GÉNERO TIENE QUE PARAR

“Nos están matando y tú no haces nada”, rezaban decenas de pancartas durante la marcha del pasado viernes 16 de agosto contra la violencia de género y las violaciones a manos de policías en la Ciudad de México. Un suceso histórico no sólo por el número de colectivos feministas que participaron en ella, sino por el tono con el que las mujeres exigieron que se respetaran sus derechos, hartas y desesperadas. Porque siendo honestas, ni este ni el gobierno pasado han hecho nada por calmar esa ola de violencia contra las mujeres que está desgarrando a miles de familias.

Y las cifras confirman ese pulso. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública*, de enero a mayo de este año se registraron 369 feminicidios, es decir, 38 casos más que los registrados en el mismo periodo del 2018. Esto significa que hubo un incremento del 11 por ciento y esto, significa también que, el inicio de este 2019 ya pasó a la historia como el más violento en cuatro años.

Por eso, durante la concentración, se exigió la activación de la Alerta de Género no sólo para la capital del país, sino en todos los estados pues ninguno de ellos está exento de feminicidios. Además, exigieron que haya protocolos especializados para la atención de delitos que se cometen contra las mujeres y un mayor control para determinar quiénes son capaces de hacerse responsables de nuestra seguridad (algo así como exámenes policiacos más estrictos).

De acuerdo con lo que dijo Jimena Vilchis Cordero, exdirectora de Derechos Humanos de las Víctimas y Agenda de Género de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), para el portal Cultura Colectiva News, para hacerle frente a los cientos de casos de feminicidios, es imperativo visibilizar la situación de violencia extrema que viven las mujeres en el país y aceptar que se trata de un problema de salud pública, que requiere atención prioritaria. “Esto es, pasar del discurso a la acción de una política nacional para la atención del feminicidio”, explicó.

Asimismo, Vilchis dice que es muy importante que se genere una política articulada de acceso a la justicia para las mujeres, que cuente con los recursos necesarios para llevar a cabo investigaciones eficientes desde una perspectiva de género y las correspondientes sanciones a los responsables.

Lo que es un hecho es que es urgente que el gobierno de AMLO tome medidas inmediatas para ponerle fin a este mal que se ha convertido en uno de los más dolorosos para los mexicanos. Porque si matan a una, respondemos todas. Y porque todos tenemos madre, hermanas, primas o hijas que no queremos ver nunca lejos de nosotras víctimas de la violencia de género que se vive en México.

Anzuelo

por Regina Mendoza Hernández

Estudió la Licenciada en Periodismo en la Escuela de Periodismo...